Blog

Te invito a leer mi blog, 'Réplicas desatentas', donde podrás encontrar todos los artículos que escribo en prensa sobre muy diversos temas.

 

También puedes dejar tus comentarios, si te apetece.

17.12.2017
Joan Miquel Perpinyà
Ningún comentario
El Govern de Francina Armengol pronto tendrá su propia consellera ‘trepitja’. ¿La recuerdan?  Del mismo modo que José Ramón Bauzá perpetró una barbaridad al nombrar consellera de Educación a la abogada Joana Maria Camps, alguien que no tenía ningún conocimiento sobre la materia distinto al común de los ciudadanos, o sea casi nada, Francina Armengol nombrará consellera de turismo a la profesora de catalán Bel Busquets, cuyos conocimientos en materia turística no constan. Pondremos así al frente de la principal industria turística a una persona lega en el asunto, sin la más mínima experiencia en ese campo y que si algo acredita tener, según sus manifestaciones, es un cierto desprecio por el turismo, por los turistas y en especial por los hoteleros. La fechoría solo podría ser superada si colocaran a alguien de Podem en la conselleria de Turismo, algo que no cabe descartar a la vista de los acontecimientos. Se dirá que eso es algo imposible. Ya. Imposible era que Baltasar Picornell, un cero a la izquierda políticamente hablando, una nulidad absoluta, fuera presidente del Parlament y ahí lo tenemos. Este es el nivel. Busquets de consellera de Turismo y Picornell de presidente del Parlament. Para alucinar en colores. El GEN desbarra En la época de la posverdad, de la mentira emotiva, difamar es la costumbre y normalmente sale gratis. Los ecologistas del GEN-GOB acusan al alcalde socialista de Sant Josep, Josep Marí Ribas ‘Agustinet’, de conceder “un número indeterminado de licencias ilegales de obra mayor”. La misma acusación vierte contra su antecesora del PP, Neus Marí. Y piden derogar la disposición transitoria decimocuarta de la Ley de Urbanismo, que ellos denominan ‘Ley Matutes’, aunque sea a costa de perjudicar a centenares de propietarios de Cala Tarida. Y ya de paso, que dimita el alcalde. Si el GEN tiene constancia de alguna ilegalidad, lo que debe hacer es denunciarla en los tribunales. Dado que no lo hacen, con lo buenos que son ellos presentando denuncias y querellas, hay que concluir que no pueden probar sus afirmaciones. Y por tanto, bien harán ‘Agustinet’ y el Ajuntament de Sant Josep de llevarlos a juicio por injurias y calumnias. La acusación vertida por el GEN es de la suficiente gravedad como para que algo así no se pase por alto. El pacto en el Consell d’Eivissa se resquebraja La desconfianza entre los partidos que merced a un pacto para sacar al PP, gobiernan en el Consell d’Eivissa, aumenta conforme se acerca el fin de la legislatura. E irá a más, que nadie lo dude. PSOE y Podem-Guanyem se pegan patadas por debajo de la mesa. A nadie se le escapa que la acusación de “adoctrinamiento turístico” que lanzó en el Parlament la diputada podemita Laura Camargo, es la reacción a la aprobación de la disposición transitoria decimocuarta antes citada. Recordemos que el portavoz parlamentario de Podem, Alberto Jarabo, acusó de deslealtad a los socialistas. Poca broma. Nadie puede vaticinar cómo acabará la legislatura, aunque es evidente que a nadie conviene que el pacto se rompa, porque sería peor el remedio que la enfermedad. Solo cabe aguantar y tragar con lo que venga. Carros y carretas. Lo disfrazarán de diálogo, pero solo hay una clamorosa falta de dignidad política. Mercadillos navideños En las principales ciudades y pueblos, los mercadillos navideños son un atractivo que se busca potenciar al máximo. En Eivissa, por lo que denuncian los artesanos que en ellos participan, no es así. Ahora que tenemos unos grandes espacios peatonales, el consistorio parecer quererlos vacíos, para que no se estropeen. Como un sofá que hay en casa de mis padres, en el que nunca pudimos sentarnos para que estuviera siempre nuevo. El gobierno municipal que lidera Rafa Ruiz debe revisar su política en este asunto, porque los resultados no parecen los esperados. Con lo fácil que sería contentar a los artesanos, es inexplicable que se les perjudique a conciencia. El consistorio de Vila debería intentar no crearse tantos enemigos, que comienzan a ser legión, y hacer más amigos. En las elecciones les harán falta. Que pasen un feliz domingo.
16.12.2017
Joan Miquel Perpinyà
Ningún comentario
Demos la bienvenida al nuevo director del centro penitenciario de Palma, Francisco José Baldomero, a quien le deseamos que tenga más suerte que sus antecesoras. Ellas abandonaron el cargo antes de tiempo. María Jesús de Dios será recordada por ordenar el traslado del empresario Tolo Cursach a la península de forma irregular. El TSJIB lo revocó por haber tomado esa decisión de forma injustificada y arbitraria, lesionando gravemente derechos fundamentales de un preso preventivo, esto es no juzgado y no condenado todavía. Pero la alcaide también deja una preocupante cifra de funcionarios agredidos durante este año en 14 episodios violentos con un saldo de 60 heridos, el 25% de la plantilla de vigilancia según la UGT. La cárcel de Palma es el centro donde más agresiones a funcionarios se producen, lo que exige a los responsables del Ministerio del Interior que aumenten la plantilla y mejoren sus medios materiales. Desde que la Justicia belga se interesó por las condiciones de vida de los internos en las cárceles españolas y desde que más recientemente los medios se hicieron eco de las quejas sobre la comida en la prisión de Estremera del exconseller del Govern de la Generalitat, Josep Rull (quien criticó que la comida era “muy flatulenta” y las hamburguesas estaban “quemadas”), han cobrado protagonismo las condiciones de vida en los establecimientos penitenciarios. Está bien que así sea. A ellos enviamos a hombres y mujeres que han cometido algún delito grave, para que cumplan su castigo y sean reinsertados en la sociedad. Pero eso no parece interesarle a nadie, ni qué hacen con ellos y mucho menos si tras salir de allí son ciudadanos con posibilidades de llevar una vida normal alejados de la actividad criminal. No nos importa si Instituciones Penitenciarias acierta o fracasa en su misión de recuperar a los penados. Se quejan los exconsellers catalanes, por quienes tantos se han colocado un lazo amarillo, que los tuvieron conviviendo junto a criminales de muy diversa índole, algo que no debiera suceder jamás ya que ha de clasificarse a los internos según el tipo de delito cometido. Eso es algo que sucede en Rusia o Turquía con los disidentes políticos. Y sin embargo en Palma también ocurre. En el módulo de mujeres, concretamente, donde conviven todas las reclusas juntas, lo mismo camellas que homicidas o estafadoras. Un doble castigo que las feministas no denuncian.  (Publicado en Última Hora)
15.12.2017
Joan Miquel Perpinyà
Ningún comentario
La exportavoz parlamentaria de Podem, Laura Camargo, ahora degradada a simple diputada, cree que unas eventuales charlas impartidas en los institutos de Ibiza, acordadas entre el Consell d’Eivissa -donde Podem gobierna junto al PSOE- y Fomento del Turismo, han de considerarse adoctrinamiento turístico. Le preguntó sobre el particular a la presidenta del Govern, Francina Armengol, en la sesión de control al Ejecutivo del pasado martes, y lo hizo con la clarísima intención de meter el dedo en el ojo a los socialistas, porque los morados están enfadadísimos con el PSOE por la disposición transitoria decimocuarta de la Ley de Urbanismo, que ellos han bautizado como “Ley Matutes”. Solo eso explica la tremenda deslealtad de irse al Parlament con una pregunta absurda e improcedente, cuando esa pregunta, si acaso, debió hacérsela la vicepresidenta Viviana de Sans al presidente Vicent Torres en su despacho. Pero eso no hubiera causado revuelo ni malestar en sus socios socialistas, de modo que no interesó hacerlo. Los podemitas consideran que en los institutos no debe hablarse de las bondades del turismo, que a su juicio son escasas cuando no inexistentes. El turismo es la gran plaga con la que Balears e Ibiza han sido maldecidas, como una epidemia de peste y gripe a partes iguales. Ahonda en las desigualdades, en el trabajo precario, en enriquecer a los hoteleros que se llevan el dinero a paraísos fiscales, contribuye a destruir nuestro territorio, a la masificación de nuestras playas, y tal y tal. Eso es lo que hay que enseñar. Dado que no se ocultan en decir lo que ha de inculcarse a los alumnos, debemos concluir que Podem persigue adoctrinar a los chavales para que sean buenos turismófobos como ellos. Los adoctrinadores máximos -vean sino la Facultad de Políticas de la Complutense- quieren ser ellos quienes establezcan qué hay que enseñar y que no. (Publicado en Periódico de Ibiza y Formentera)
Tweets de Joan Miquel Perpinya @jmperpinya1